Unetenos ahora en
Purochile en Facebook

Ingrese al Club
Registre su email


Inicio
Ramada
Chilenismos
Postales
Clasificados
Ideas
Recetas
Encuesta gratis
Payas
Chat
Rotómetro
Puzzle
Wallpapers
Links
Contáctenos

Regale Purochile a un Amigo

Nombre de su amigo
el email:

Su nombre:
Su email:

 

 
Cómo enfrentar la cesantía en tiempos de crisis
Por Marco Antonio Zúñiga
Los últimos dos meses he estado recibiendo por lo menos una vez a la semana, correos o llamadas telefónicas de personas cercanas (muchas del mundo TI), que han quedado sin trabajo. Crisis infame. Pero los malos tiempos pasarán, tarde o temprano.

Este artículo lo escribo compartiendo algunas experiencias personales, especialmente con quienes están pasando por tiempos complicados.

Suena difícil y dura esa palabra: cesantía. Pero aprendí hace muchos años a perderle el miedo, porque enfrentar la situación con franqueza no te paraliza. Muy por el contrario. Es una situación más de la vida que hay que resolver. Y aplicando principios de análisis estratégico, toda amenaza encierra siempre una oportunidad. Sólo hay que descubrirla.

Para un profesional el tema de la cesantía es particularmente complejo, porque hay una serie de situaciones de historia, imagen, status, redes y relaciones, que no son siempre fáciles de resolver. Y en muchos casos, como dice el viejo aforismo, "la procesión va por dentro".

Yo tampoco lo he pasado bien este año y mi búsqueda de un nuevo trabajo no ha sido fácil. A pesar de todo, el último tiempo he estado bastante activo, aprovechando todas las oportunidades que se me han presentado. Lo bueno es que por fin ya tengo claro mi futuro laboral, por lo cual estoy bastante más tranquilo y en proceso de normalización.

Tengo mucho que agradecer y a muchos. He tenido diversos apoyos y el soporte de muchas personas, en múltiples formas. Este artículo en parte, es también una forma de agradecimiento y retribución por lo mucho que he recibido.

Para quienes están sin trabajo

Algunos consejos para quienes temporalmente estén "sin trabajo remunerado", especialmente cuando ha sido inesperado o se enfrentan por primera vez a esta situación.

Tu nuevo trabajo es ahora encontrar un trabajo

Prohibido el escuchar declaraciones como "me tomaré unos meses sabáticos" o "ahora aprovecharé de descansar" o "más adelante veré". Las vacaciones son cuando corresponden, no cuando te despiden. Y al día siguiente de abandonar tu antiguo trabajo, ya tienes automáticamente un nuevo trabajo: "encontrar trabajo".

El pensar en tomarse vacaciones por un despido no es opción. En muchos casos tenderás a negar la situación, porque además es la natural reacción. Pero el duelo debe ser rápido, enfrentando el problema sin evadirlo. Pensar que ahora estás de vacaciones y que por fin podrás descansar, cuando en realidad es un "período de descanso obligado", a la larga te hará mucho daño (lo digo por experiencia propia) y perderás tiempo muy valioso.

El estar cesante (no es un estigma, es sólo una situación temporal), sólo significa que tu situación laboral ha cambiado, y que ahora no tienes una labor remunerada permanente.

Tu nueva ocupación es encontrar o crearte un nuevo trabajo remunerado. Esta actitud permite, por ejemplo, sistematizar la idea de que tal vez tu opción no sea buscar un trabajo dependiente, sino que es el momento de emprender. O volver a contratarte. Da lo mismo, no importa qué opción tomes y es tu decisión personal. Sólo debes asumir que tu nuevo trabajo, al cual dedicarás el mismo esfuerzo que antes y por lo menos durante 8 horas diarias es ... encontrar trabajo.

Como tu nuevo trabajo es encontrar trabajo, deberás definirte metas, objetivos, ser sistemático en la búsqueda. Preocuparte de los elementos básicos, como tener un buen CV o más de uno, dependiendo de las oportunidades que quieras enfrentar. Aplica los consejos que escribi hace un tiempo en cuanto al formato de un CV y la redacción del contenido de un CV (artículos que sorprendentemente han sido "best sellers" en este blog y con los cuales he sido muy gratificado, por ayudar indirectamente a varias personas :-)

Tu nuevo trabajo debe ocuparte 8 horas diarias. No más, porque es tu trabajo (y no te debes obsesionar con ningún trabajo). Ni tampoco menos, porque requiere la dedicación adecuada. manteniendo un equilibrio entre los tiempos de trabajo, recreación, ocio y descanso.

Buscar trabajo es una ocupación de 8 horas diarias. No se hace revisando tu correo sólo en las mañanas y por las tardes, navegando media hora en algunos sitios Web de ofertas laborales y haciendo dos llamadas telefónicas por día. Es increíble lo que se puede realizar siendo sistemático y con una dedicación exclusiva de 8 horas diarias a ... encontrar trabajo.

Y como en todo trabajo, también debes planificar y autoevaluarte, idealmente una vez por semana.

Fuera de casa, de inmediato

Algunas compañías (especialmente Corporaciones), ofrecen como parte de la indemnización a profesionales, la posibilidad de participar en un proceso de Outplacement. De ser ese el caso, no dudes en tomar el Outplacement (aún cuando en algunos casos puedas canjearlo por un monto en dinero). Definitivamente, es la mejor opción.

Es fundamental tener un espacio fuera del hogar, que te permita mantener un ritmo de trabajo continuo y en el entorno adecuado. Con un Outplacement tendrás un escritorio, una oficina, red, teléfono y una asistente para tus recados. Tendrás sesiones de coaching y podrás conversar con otros "colegas" que comparten tu mismo trabajo ... el cual ahora es encontrar trabajo. Eso te mantendrá en ritmo y ordenado, y te ayudará muchísimo con tu activo más importante: el estado de ánimo.

De no ser esa la opción, trata de conseguirte un espacio de trabajo en alguna oficina o empresa, a través de tus contactos. Es el momento de pedir ayuda a los amigos. No molestarás y tendrás tu propio "espacio laboral", e incluso podrás colaborar en algunas labores específicas. Podrías pagar el "arriendo" de tu espacio físico mediante "trueque", por un par de días de trabajo profesional. Win-win para todos.

Por último, existen hoy diversos espacios de "café" donde puedes montar tu oficina temporal: Starbucks, Le Fournil, Havanna o similares, o incluso pequeños café de barrio (en la zona de Manuel Montt con Bilbao hay uno espectacular para trabajar), donde podrás estar tranquilo y durante horas, a cambio de un pequeño consumo.

No te mirarán feo y más si te transformas en un cliente "habitual", y ten por cierto que rápidamente los dependientes notarán que necesitas un lugar para trabajar (porque efectivamente lo estarás haciendo), te darán su apoyo e incluso harán "vista gorda".

Tendrás acceso inalámbrico para tu notebook y junto con tu celular, ya tienes nueva oficina. Sin contemplar el beneficio de que en esos lugares, más de un conocido, amigo o contacto podrás encontrar, lo cual en este período también es fundamental.

Si estás en el mundo TI, pasar al menos un día a la semana en Le Fournil del Edificio Birmann (Sánchez Fontecilla con El Bosque), donde se concentra la crema y nata de las empresas TI en Chile, es punto de contactos seguro y buen lugar para trabajar.

Pero de cualquier forma, trata de salir de casa mientras estés dedicado a tu labor de "buscar trabajo".

Te lo voy a explicar en términos simples: en tu hogar "eres un estorbo" en el horario laboral.

Modificarás los hábitos de los otros habitantes de tu casa, y aunque no lo quieras, se generarán situaciones de stress. Además de que tendrás múltiples distracciones que te sacarán de tu "trabajo actual": televisión, música, libros, pareja, hijos, compras menores, servicio doméstico, el enchufe que nunca has arreglado, la planta que siempre quisiste podar, piscina, cuentas de servicio, refrigerador y la "tentación mortal" ... un mullido colchón con una esponjosa almohada. Todos esos distractores nunca han formado parte de tu "entorno laboral" y te sacarán de tu ocupación actual.

Si no tienes el hábito del teletrabajo desde tu hogar (hábito que he logrado desarrollar medianamente después de muchos años y con varias "negociaciones internas" en casa), no lo generarás durante este tiempo de "buscar trabajo".

Por tanto, debes salir de casa mientras estés en este período, durante el "horario hábil", a tu "nueva oficina" temporal, sea cual sea.

Cuéntale a todo el mundo que estás sin trabajo

Esto es fundamental.

Tu Objetivo Laboral No.1 en tu nueva ocupación es contarle PROACTIVAMENTE a todos tus colegas, amigos, compañeros de estudio, redes, listas de discusión, apoderados del colegio, vecinos, parientes, antiguos colaboradores, al que pase por la calle, que estás "sin trabajo".

Entre nos, ya sabemos que la cesantía no es estigma, pero puede sonar un poco rudo decir "estoy cesante". Pero hay otras formas de transmitirlo. Debes informar a todo tu entorno, directo e indirecto, que "estás buscando nuevas oportunidades laborales" o que "te encuentras en proceso de reubicación" o en términos más coloquiales, "que estás en el mercado".

Las personas no se van a enterar por sí solos de tu situación, y si piensas que será por "osmosis de información", podrán pasar años antes de que incluso tus amigos cercanos se enteren. Las primeras 10 llamadas y correos te costarán. Es verdad. Pero después será más simple. Y no lo consideres humillante ni nada similar. Estar sin trabajo es algo natural que ocurre todos los días y a millones de personas en el planeta.

Si no pides ayuda, difícilmente podrás recibirla. Y si tienes algún "problema" en pedir ayuda, porque lo interpretas como que estás "inspirando lástima" o "apelando a la caridad", no es así.

Recuerda siempre que un trabajo es un acuerdo de mutuo beneficio, entre una organización que cree que tu labor será un aporte y tú recibirás una compensación económica por dicho aporte. El proceso de buscar trabajo a través de tus contactos, es simplemente la búsqueda o creación de esas "oportunidades de mutuo beneficio". No es caridad. No te pases rollos de más.

Y tu entorno se sentirá feliz si te puede apoyar. Los seres humanos por naturaleza somos solidarios.

No deseches ninguna conversación ni ninguna oportunidad que surja, por muy extraña o fuera de tus expectativas que pueda parecer. Mi gran amigo Edo Díaz me enseñó alguna vez una gran lección: En toda dimensión en la vida, "nunca se sabe cuándo, cómo ni dónde salta la liebre". Quienes sean (somos) creyentes, decimos que "los caminos de Dios son misteriosos". Las buenas oportunidades a veces son traviesas y les gusta jugar a "las escondidas", por lo cual hay que buscar en todos los rincones.

No quiero extenderme más. Es lo principal que quería transmitir, más una última idea que debes grabar a fuego: tu estado de ánimo es fundamental. Y si estás afectado, la mejor receta es un café con un amigo cercano.

Una pedida para los que están "en el entorno"

Si eres empresario o tienes un espacio para recibir a alguien cercano que esté temporalmente dedicado a la labor de "encontrar trabajo", acógelo en tu empresa u oficina. Tus colaboradores lo recibirán muy bien y generará un buen ambiente, porque se sentirán parte de una labor de apoyo. El gasto adicional de electricidad, teléfono, café y agua para tu empresa será marginal, pero podrás crear valor, mucho valor. Y del que realmente importa. Como empresario y líder, tú entiendes bien lo que te quiero transmitir.

Y para todos .... nunca olvidemos que una llamada telefónica o un correo electrónico preguntando "¿Cómo estás? ¿Como te ha ido? ¿Conversemos un café?" es el mejor apoyo que podemos dar a quien necesita una mano en estos tiempos difíciles, porque nunca se sabe dónde, cómo ni cuándo saltará la liebre.

Se los comento por experiencia propia. ;-)

Stay Tuned!


¿Se librará Chile de la Gripe Porcina?
Si - No


Encuesta gratis
Payas
Chat
Rotómetro
Chilenismos
Puzzle
Wallpapers

Contáctese con purochile.com