Unetenos ahora en
Purochile en Facebook

Ingrese al Club
Registre su email


Inicio
Ramada
Chilenismos
Postales
Clasificados
Ideas
Recetas
Encuesta gratis
Payas
Chat
Rotómetro
Puzzle
Wallpapers
Links
Contáctenos

Regale Purochile a un Amigo

Nombre de su amigo
el email:

Su nombre:
Su email:

 

 
LOS ENSUCIAVIDRIOS
Por Rania P.
En cada esquina tratamos de evitarlos, pero ellos tienen un aliado, el semáforo, que en cada luz roja les da la oportunidad de realizar su trabajo "a la carrerita". Son los niños que se dedican a limpiar los vidrios de los autos a pesar de las quejas de conductores.

Cada vez que vamos en auto a algún lado, mi papá se demora como mil horas en limpiar los vidrios. Eso siempre es motivo de alguna pequeña discusión entre nosotros, pues yo siempre tengo prisa y él siempre se toma su tiempo. Cuando por fin salimos todo es siempre igual: Música en la radio, tráfico por todos lados y uno que otro comentario respecto al tiempo.
Sin embargo la cosa cambia al llegar al semáforo. Desde lejos llegan corriendo unos ñiñitos armados con unos trapos y unas botellas plásticas llenas de un supuesto líquido limpiador que dejará nuestros sucios vidrios como relucientes espejos.
Antes que mi papá pueda decirles que no, estos chicos ya han empezado a limpiar rápidamente el parabrisas y el vidrio trasero, y segundos antes de que cambie la luz del semáforo, con una graciosa cara sucia esperan recibir alguna moneda, mientras tanto mi papá se lamenta por haber llegado a esa esquina y yo simplemente me río ya que el resultado nunca es el mejor: los vidrios quedan peores de cómo estaban.
Pero eso no es todo; pues al llegar a la siguiente esquina para desgracia de mi papá, otro grupo de niños se estaba dedicando a la misma actividad y como si nosotros hubiésemos sido el blanco esperado, corrieron ansiosos hacia nuestro vehículo mientras tanto mi papá les hacía desesperado un rotundo "No" con las manos, pero estos chicos más listos que uno no se hacían problemas y decían "para la otra me la paga jefe" y haciendo caso omiso de lo que mi papá les dijera, comenzaban a limpiar el parabrisas y cuando terminaban se quedaban mirándonos con unas caras de inocencia, haciéndonos sentir culpables y a la vez obligándonos a darles alguna moneda.
Y así la historia se repite con cada conductor desprevenido.


¿Se librará Chile de la Gripe Porcina?
Si - No


Encuesta gratis
Payas
Chat
Rotómetro
Chilenismos
Puzzle
Wallpapers

Contáctese con purochile.com